Apr 23, 2016

GENEALOGIA DE LA GLOBALITZACIÓ


Avui la globalització és més o menys potent segons l'aspecte que considerem. Estem molt globalitzats en el tecnològic i econòmic, però poc en el cultural i gairebé res en el polític i social.

Cal humanitzar la globalització i fer que el conjunt de la humanitat "se n’apoderi", ja que és simplement un producte humà.

La humanitat sempre ha estat mínimament globalitzada i per això, malgrat la diversitat geogràfica, continua sent una única espècie. Abans però la globalització gairebé no era perceptible. En canvi, amb la Modernitat, s'ha evidenciat la seva importància, per exemple amb violents efectes com la colonització i l'imperialisme.

GENEALOGY OF GLOBALIZATION


Globalization is more or less powerful according to the considered aspect. We are very globalized in technological and economical subjects, but little in culture and almost nothing in politics and in social.

It is necessary to humanize globalization and the whole humanity must "empowering" her, being conscious that it is just a human product. Mankind has always been global and therefore, despite of the geographical diversity, remains a single species.

Apr 22, 2016

GLOBALIZACIÓN CIVILIZATORIA ¿SIN IGUALACIÓN SOCIAL?


La globalización actual ya no es la de la industrialización y el imperialismo occidental. Es una globalización más multipolar, donde China se ha convertido en la segunda economía del mundo, camina para convertirse en la primera y está haciendo valer su nuevo rol a todos niveles.

Por otro lado la India, Brasil, la nueva Rusia y otros grandes países se esfuerzan para convertirse en poderosas potencias mundiales. Por su parte y ahora mismo, Occidente está sufriendo más que ninguna otra zona la importante crisis iniciada en el 2008, que amenaza hacer retroceder la fuerza y bienestar logrado en los últimos siglos por los Estados Unidos y, sobre todo, Europa. Ésta –concretamente- intenta apaciguar su evidente retroceso en influencia mundial con la lenta y difícil construcción de su unidad económica y política. Del éxito que tenga, parece depender el mantenimiento o no de su lugar actual en la globalización.
 
Estamos también en una “turboglobalización monádica”, postindustrial, postmoderna, basada en las más avanzadas tecnologías de la comunicación y la información, y en la sociedad del conocimiento. Es la globalización de la “sociedad red” en “la era de la información” que describe Manuel Castells (2000). Ahora, como nunca antes, la globalización se ha convertido en un fenómeno evidente para la gente. Todo el mundo se ha hecho consciente de la dependencia planetaria, de todos respecto de todos, incluyendo muchos peligros o riesgos globales. Como teoriza el sociólogo alemán Ulrich Beck (1994 y Beck, Giddens y Lash, 2008) formamos parte de una sociedad del riesgo global y estamos tomando conciencia de ello reflexivamente.

REFLUJO DE LA GLOBALIZACIÓN HEGEMÓNICA OCCIDENTAL



Como hemos visto, en la modernidad la globalización fue conducida férreamente bajo hegemonía primero europea y después occidental. Así se llegó a un dominio global del mundo por parte de Occidente sin ningún precedente en la historia.

Los datos son absolutamente reveladores de la globalización imperial que analizamos: los europeos controlaban el 35% de la tierra firme del planeta en 1800, el 67% en 1878 i el 84% en 1914. En 1920, el porcentaje llegó a ser todavía mayor, cuando el imperio otomano fue dividido entre Gran Bretaña, Francia e Italia.[1] Tiene razón Huntington (2005, p. 63) al concluir que En 1910, el mundo era más unitario política y económicamente que en ningún otro momento previo de la historia humana. {...} ‘Civilización’ significaba ‘civilización occidental’.”

CRUEL GLOBALIZACIÓN MODERNA



La conquista y colonización americana por parte de los europeos (ya sean ibéricos, anglosajones...) fue tradicionalmente mitificada y glorificada; si bien desde hace unas décadas se la muestra en su rostro más auténtico de violencia, dominio, exclusión y exterminio. Ahora no queremos entrar en estas cuestiones, muy conocidas ya, sino que queremos destacar la vinculación que mantienen con el fenómeno de la globalización.


En un análisis magistral Jared Diamond puso de manifiesto como la llamada “conquista” americana era consecuencia (hoy fácilmente previsible) de la puesta en contacto de los dos más grandes sistemas en que se dividía la Tierra a finales del siglo XV: el americano y el euro-afro-asiático, el nuevo-mundo y el viejo-mundo. Ya entonces la práctica totalidad de las grandes civilizaciones euroasiáticas estaban inscritas en una eficaz red, a través de la cual se transmitían los grandes descubrimientos tecnológicos[1], especies vegetales y ganaderas, noticias e ideas de todo tipo, mercancías de gran valor... pero también enfermedades, con las subsiguientes defensas inmunitarias generadas por los supervivientes.

GLOBALIZACIÓN IMPERCEPTIBLE


La percepción “macro” y globalmente terráquea que hoy es tan evidente para todo el mundo que se conecta a la www (“World Wide Web” o red global mundial), fue prácticamente imposible hasta el final de la época de los grandes descubrimientos geográficos y, sobre todo, hasta la aparición de los trenes y barcos a vapor. Por ello hay que destacar la fabulación y el reto que planteaba Julio Verne con su novela La vuelta en el mundo en ochenta días ¡en una fecha tan tardía como es 1873![1]

La hoy relativamente banal vuelta al mundo que hacen ajetreadamente miles de turistas (además normalmente en un par de semanas) ¡parecía mítica e imposible en la corta duración de 80 días incluso en el cuarto tercio del siglo XIX!

UNA ESPECIE, UNA GLOBALIZACIÓN


La globalización ha sido una realidad muy antigua para la humanidad. En cierto sentido y como veremos, la globalización forma parte de la misma condición humana, por la simple razón que sin ella no hablaríamos de humanidad en singular. La humanidad continúa siendo una única especie que, a pesar de pequeñas diferencias -que ha sido un terrible error histórico magnificar (racismo)- configura una unidad genética. El ADN y el genoma humano –cuya reciente decodificación así lo atestigua- mantienen una unidad que sólo ha sido posible gracias a una mínimamente constante globalización a lo largo de toda la historia humana.

HUMANIZAR Y EMPODERARSE DE LA GLOBALIZACIÓN


Por razones que expondremos concisamente en este artículo, hay que dejar de ver la globalización como algo ajeno, impuesto, no-humano e incontrolable. Muy al contrario, hay que ver la globalización como uno de los efectos más generales de la acción humana sobre el mundo, como algo que nosotros hemos hecho y que por lo tanto -de alguna manera- hemos querido (aunque sea inconscientemente).

La globalización es algo humano (nada más que humano, diría Nietzsche) y, por lo tanto, si nosotros hemos hecho la globalización, nosotros también la podemos cambiar, dirigir o controlar de alguna manera. Somos los humanos –como especie y como “sistema-mundo”- los que hemos hecho la actual globalización; por lo tanto también somos nosotros los que la podemos transformar, redirigir o –al menos- humanizar en sus efectos.
Como se suele decir y es muy probable, la globalización ha venido para quedarse y los costes de volver a épocas de menor globalización podrían ser inmensos. Ahora bien, quizás todavía más altos pueden de ser los costes de dejar que la globalización acontezca ingobernablemente, que crezca sin auténtica ni consciente guía humana, que aumente desproporcionadamente en unos aspectos (como hemos visto) mientras que en otros permanezca prácticamente inexistente.

¿REALMENTE SOMOS GLOBALES?


Actualmente, el debate alrededor de la globalización ha desplazado el hegemónico en las últimas décadas: la posmodernidad. Parece que el único consenso claro sobre la sociedad “posmoderna” es que –sea lo que sea- seguro que es “global” o “globalizada”. De la famosa condición posmoderna parece que el consenso mínimo común que hoy por hoy ha quedado es precisamente la “globalización”.
 

Sin embargo, tampoco aquí las cosas son tan claras. Primeramente porque que en muchos aspectos la globalización tiene un origen o una genealogía muy antigua. Comenzaremos con una definición. La globalización es un complejo proceso de larga duración que evidencia la comunicación e interdependencia de todo el planeta Tierra[1].

Apr 13, 2016

Futur de l’humà: el cyborg?



Conferències amb debat conjunt posterior sobre: "TOT SOVINT, VEIG CYBORGS" per Miquel Giménez (periodista i escriptor) i TECNOLOGIA vs HUMANITAT, QUÈ DEFINEIX QUÈ SOM? per Mayte Duarte (humanista-gestora cultural i Girche). Hi teniu el vídeo de la sessió del dissabte 16-4-2016 a les 11h al canal youtube de l'Ateneu Barcelonès.

"TOT SOVINT, VEIG CYBORGS" per Miquel Giménez: La quantitat de pròtesis que ja existeixen i son d'ús comú i com creixen exponencialment cada any.  La tesi: el cyborg com a paradigma del nou humà millorat, l'übermensch d'en Nieztsche. El dilema: no hi han pròtesis morals o ètiques.
TECNOLOGIA vs HUMANITAT, QUÈ DEFINEIX QUÈ SOM? per Mayte Duarte: CYBORG: «ésser format per matèria viva i dispositius electrònics». La tesi: Quan Neil Harbisson va ser reconegut pel govern britànic com a la primera persona cyborg del món, el diari «Metro» de Londres va definir als cyborg com «algú amb les habilitats naturals amplificades per màquines». El dilema: Aquest és el futur què ens espera?

Apr 9, 2016

HEGEL: SISTEMA FRACTAL

Cada dia es troben més aplicacions de la teoria matemàtica dels fractals. Molts objectes i fenòmens físics i biològics tenen estructures de fractals, des de les onades a les muntanyes, des dels arbres i mates fins els cristalls i molts éssers microscòpics. En aquest article mostrarem que també hi ha exemples de formes fractals en el món cultural i en el coneixement filosòfic. De fet, ni més ni menys que en el sistema de Hegel ‑el cim, diuen, de l'idealisme i de la metafísica occidental‑ és un immens fractal i la dialèctica hegeliana en té la típica estructura, on unes mateixes formes es van reiterant a molts diversos nivells.
 
El matemàtic nord‑americà Benoît Mandelbrot és el pare de la teoria dels objectes fractals i va analitzat matemàticament la seva sorprenent característica principal: malgrat la diversitat sorprenent de formes, tots tenen en comú que en els diversos nivells d'escala es reprodueix la mateixa forma o el mateix algoritme. Els objectes fractals es caracteritzen, doncs, per estar presidits per una mateixa estructura que es reprodueix ad infinitum, de manera que les parts més grans estan formades per altres de més petites amb les quals, però, mantenen les mateixes relacions internes. Potser l'exemple més intuïtiu és el dels cristalls en la naturalesa: els quadrats o cubs, els exàgons o els icosaedres, etc. més grans estan composats de'altres de més petits i així indefinidament.

Apr 5, 2016

Dificultades de la integración en la turboglobalización. La UE



Conferència sobre "Dificultades de la integración en la turboglobalización. La UE como símptoma" de la Dra. Alessandra Silveira (directora CEDU, U.M., Braga/Portugal) amb posterior debat moderat per G. Mayos. 

Serà el dijous 14-4-2016 a les 17 hores en el Seminari de Filosofia (Facultat de Filosofia, C/ Montalegre 6, Barcelona).