Feb 11, 2017

IMPUTABILIDAD, PODER, DERECHO Y VULNERABILIDAD


Vivimos en una sociedad que generaliza y radicaliza la precariedad (Mayos 2013b). Ciertamente, el actual capitalismo cognitivo turboglobalizado genera nuevos tipos de vulnerabilidades sociales y personales. Además, como insinúa Antonio Madrid (2014), muchas vulnerabilidades son en realidad auténticas vulneraciones y, coincidimos con él, en que tendemos a naturalizar el daño “vulnus” padecido y que es la señal de que alguien es vulnerable.
En tales casos, olvidamos que suelen haber –explícita, pero más habitualmente de forma implícita e incluso conscientemente obviada- acciones o condiciones previas. Es decir: los “vulnerables” fueron primero llevados a una situación de potencial vulneración y por tanto fueron “vulneralizables”, para que luego pudieran ser efectivamente vulnerados e incluso –con posterioridad y como en un acto de misericordia o paternalismo- ser designados como “vulnerables”.

Esos pasos, aparentes matices terminológicos pero con significativos cambios en situaciones de victimización, tienen gran relevancia, no solo para las personas afectadas, sino para cualquier “testimonio” o “espectador no implicado en los hechos”. En el sentido en que Kant usa el término en la valoración “moral” de conflictos políticos cruentos como la Revolución francesa.

Solo pueden ser minimizados cuando se naturalizan las estructuras políticas subyacentes y que facilitan el paso damnificador de unos a otros. Recordemos que tales estructuras son engendradas históricamente y –muchas veces- con notable intencionalidad, precisamente buscando tanto la victimización y vulneración de unos, como la naturalización, legitimación y desresponsabilización de las acciones (directas o indirectas) de otros.

Así, por ejemplo, muchos desplazados, inadaptados o desempoderados han llegado a ese estado de vulnerabilidad, precisamente porque se los llevó a tal situación mediante la ocupación, transformación o destrucción de las comunidades a las que estaban adaptados y de los entornos en los que estaban empoderados. Fué solo entonces, cuando inevitablemente tuvieron que desplazarse y fueron desplazados, dejando atrás los restos de lo que había sido su mundo, su sociedad, su modo de vida… donde estaban empoderados y en los que -en absoluto- eran especialmente vulnerables. No es extraño, pues, que se vean obligados a emigrar y a desplazarse a entornos en los que son especialmente inadaptados, desempoderados y vulnerables, pues ya no están en condiciones de permanecer en sus entornos de adaptación y empoderamiento.

En la medida en que procesos como los apuntados son impuestos o se producen con una falta clara de relación equitativa entre favorecidos y desfavorecidos, entre empoderados y desempoderados… parece inevitable concluir la injusticia de tales procesos y de la resultante vulneración o victimización de unos sobre otros (Young 2011).



Véanse los posts:




 


Del artículo de G. Mayos "Vulnerabilidad, precarización y cambio social. Del capitalismo nofordista al postfordista" publicado en Law and vulnerability | Derecho y vulnerabilidad | Direito e vulnerabilidade Maria Fernanda Salcedo Repolês y Fabrício Bertini Pasquot Polido (Coords.), UFMG, Belo Horizonte, 2016.ISBN 978-85-69537-03-8 Digital. CDU: 341. 340.12. 342
 

No comments:

Post a Comment